Micropilotes

Máquinaria adaptada para recalces complicados

CIMENTANDO, CONSTRUYENDO, RECALZANDO

Micropilotes

Los micropilotes por su gran versatilidad permiten realizar desde complicados recalces de estructura a cimentaciones en obra nueva gran efectividad y respondiendo a las dificultades tanto del terreno como de ubicación o falta de espacio. Los micropilotes son pilotes de sección circular de pequeño diámetro, entre 150 y 300mm, perforados “in situ”, dispuestos verticalmente o inclinados y cuyo funcionamiento se basa fundamentalmente en la transmisión de carga al terreno por rozamiento lateral entre el terreno y el mortero del micropilote.       

El procedimiento de ejecución se basa en: 

  • La perforación de los micropilotes a la profundidad requerida, se realizara a rotación continua o rotopercusión, totalmente entubadas si el terreno así lo requiere, con diámetro medio terminado según oferta. 
  • Terminada la perforación se colocará la armadura del micropilote, (tubo de acero de diferente espesor según necesidades de cálculo). 
  • Se realiza una primera inyección que tiene como misión expulsar el agua alojada en la perforación. Para esto se emplea una lechada de cemento de dosificación 2:1, es decir, 50 kg de cemento en 25 litros de agua. 
  • Terminada esta inyección se retiran algunos tramos de tubo, dependiendo del terreno existente y obturando en cabeza, se procede a la inyección a presión de mortero o lechada de cemento según las características del terreno. Dicha inyección a presión aumenta considerablemente el consumo teórico de cemento. 
  • La inyección a presión del mortero o de la lechada de cemento en las distintas capas del terreno y el mantenimiento continuo de la perforación lleno de mortero o lechada, garantizan la estabilidad de las paredes de la perforación.  

Muros pantalla

Elemento estructural, ejecutado “in situ” desde la superficie que permite posteriormente excavación total del interior de la obra sin riesgo para la misma o edificios medianeros. La excavación se realizará con ayuda de lodos bentoníticos si fuese necesario y se hormigonará “in situ” con tubería Tremie.

Debido a que los trabajos de muros pantalla se ejecutan “in situ”, alcanzando grandes profundidades y sin poder controlar en su totalidad el trabajo pueden producirse patologías en los mismos (desprendimientos de terreno, hormigonados, bolsas de bentonita, etc).

Ejecutamos muros pantalla con equipos de batilón y de cuchara de cables, con las siguientes características:

Para equipos de batilón:

  • Profundidades de hasta 16m.
  • Espesores de 600mm.

Con equipos de Cuchara de cables:

  • Profundidades de hasta 30m
  • En anchos de  hasta 1000mm

Anclajes

Los anclajes son elementos, ejecutados “in situ”, capaces de transmitir esfuerzos de tracción desde la superficie del terreno hasta una zona inferior del mismo. Trabajan en combinación con otros elementos estructurales muros, pantallas, losas pilotes, etc. Para conseguir la estabilidad del conjunto.

En función de su vida útil son:

  • Anclajes provisionales: Los anclajes provisionales son aquellos cuya vida útil está prevista solamente durante un tiempo limitado (en general dos años). Siendo necesarios tan solo durante el proceso constructivo de la obra. 
  • Anclajes permanentes: Los anclajes permanentes son aquellos que por su protección contra la corrosión están concebidos para una vida útil superior a dos años. Los anclajes permanentes van equipados con doble protección contra la corrosión del tirante.

 Según el sistema de inyección:

  • Tipo I.U.: Inyección Única
  • Tipo I.R.: Inyección Repetitiva
  • Tipo I.R.S.: Inyección Repetitiva Selectiva

Inyecciones de mejora

Esta es una solución de gran versatilidad y apta para cualquier terreno; sus equipos se adaptan a cualquier lugar y situación.

Este método consiste en consolidar y optimizar los terrenos naturales o artificiales a través de inyecciones, habitualmente realizadas con lechadas de cemento (pueden incorporarse aditivos químicos) se fuerzan a través de zonas de resistencia menor mediante presión y pueden repetirse por fases hasta lograr las presiones previstas en puntos sucesivos y cercanos unos con otros, ubicados a lo largo de los taladros de tratamiento.

Esta solución se realiza mediante dos procesos que se realizan simultáneamente:

  • Consolidación y Estabilización del Terreno.

Regulando el caudal de inyección, permite aplicar presiones estáticas crecientes; dichas presiones producen la consolidación de pequeñas áreas de terreno, comprendidos entre lenguas de lechada.

  • Armado del Terreno con Tubos de Inyección.

El tratamiento por inyección se realiza con tubos de acero que quedan íntimamente asociados al terreno.

Esta distribución de taladros hace que los bulones, que son los que en realidad son los tubos de inyección, tienen una capacidad mecánica con posibilidades de reforzar en ciertos casos introduciendo al final un redondo de acero dentro del tubo que sirve como elemento de cosido colaborando con el cemento en la consolidación y estabilización del suelo en cuestión.

Pilotes

Los pilotes de extracción, perforados y hormigonados «in situ», constituyen una solución para la cimentación en terrenos con baja capacidad portante o donde haya que soportar grandes cargas que transmita la estructura.

FST Ingeniería y Ejecución de Cimentaciones Especiales, S.L. ejecuta obras de los siguientes tipos de pilote según la antigua denominación normativa:

  • CPI-8: Para profundidades de hasta 24,00 y 800mm de diámetro de perforación.
  • CPI-7 :Para diámetros hasta 800mm y profudidades de hasta 35m.
  • CPI-6: Para diámetros hasta 800mm y profundidades de hasta 35m.
  • CPI-4: Para diámetros desde 550mm a 800mm.